Orquimaniaco

Inicio » 2014 » octubre

Monthly Archives: octubre 2014

Una de labelos

El post de hoy se lo dedicamos a uno de los géneros con los labelos mas impresionantes del mundo de las flores de orquideas. Habenaria, un genero poco conocido en el mundo y en España, donde solo tenemos un representante gracias al endemismo canario Habenaria tridactylites, que precisamente ahora, en nuestro otoño, esta en floración (Octubre a Diciembre).

Este género de orquideas, en casi todas sus especies (unas 800 entre tropicales y templadas), es extremadamente dependiente del agua, suelen crecer en bordes

Habenaria radiata

Habenaria radiata. Foto: Orchidspecies

de ríos, zonas inundables o pantanosas, pero con periodos de sequía. Una parte de su ciclo anual, lo pasan sin parte aérea, generando un nuevo bulbo bajo tierra, que será el que vuelva a sacar nuevas hojas y flores para la siguiente temporada. Son todas terrestres y la planta entera no suele superar los 40 cm de altura. Son abundantes en las regiones del Sur de América y África.

Hay distintas especies de Habenaria repartidas por el mundo, pero en algunas, llama la atención las exóticas formas del labelo. Es posible que la mas conocida sea la Japonesa, H. radiata, ¨La orquidea garza¨, por su curioso parecido con este ave, una especie en grave peligro de extinción y que algunos viveros del mundo ya están trabajando para su preservación. La siguen de cerca, H. dentana y la bonita H. crinifera, ¨las orquideas ángel¨.

Habenaria medusa

Habenaria medusa. Foto: Orchidspecies

Pero posiblemente, el labelo mas espectacular de todos sea el de H. medusa, endémica de las islas de Indonesia, el despliegue de tentáculos en sus numerosas y pequeñas flores, deja con la boca abierta a todo el que se topa con ella por primera vez. Como curiosidad, aunque algo mas modesta en aspecto, no me olvido de H. rhodocheila, con cierta afición litófita, creciendo bien sobre los musgos de las rocas.

Seguro que os ha llamado la atención el genero, podéis ver un listado con una representación mas que aceptable de distintas especies de Habenaria en la web orchidspecies.com.

 

Alberto Martínez.

La orquidea de Otoño

Es una de esas pequeñas desconocidas que por estas fechas, podemos tener entre los pies. Una planta que no suele superar los 20cm de altura y cuyas 20 o 30 flores enrrolladas, miden unos pocos milímetros cada una. Unas preciosas y olorosas florecillas blancas difíciles de encontrar, este año no he podido verlas aun, los herbívoros, el ganado y especies cinegéticas sobre todo, son un terrible problema para la supervivencia de estas escasas plantas. Este mes lo dedicamos a la Spiranthes spiralis, la orquidea de Otoño, la ultima del año.

S. spiralis. Foto: Jose Manuel Amarillo

S. spiralis. Foto: Jose Manuel Amarillo

En España tenemos dos representantes del genero Spirantes, con cierto parecido entre ellas, la aestivalis y la spiralis, ambas con una peculiaridad común respecto al resto de orquideas ibéricas y que ademas sirve como principal clave de distinción entre ellas, las fechas de floración. Spiranthes aestivalis, significa mas o menos ¨flores que se enrrollan en verano¨, y como indica su nombre, la disposición de sus flores es a modo de espiral y empiezan a verse a principios de Junio, cuando ya el resto de orquideas primaverales han terminado. La otra especie y que motiva este post, es Spiranthes spiralis, nombre que significa literalmente, ¨flores que se enrollan en espiral¨ y que comienza a florecer a mediados de Septiembre hasta mediados o finales de Noviembre, en prados abiertos de suelos alcalinos. Su distribución en España es dispersa, en localizaciones muy concretas. A nivel mundial, puede encontrarse en toda la franja sur de Europa, Norte de África y Oeste de Asia.

S. spiralis. Foto: Jose Manuel Amarillo

S. spiralis. Foto: Jose Manuel Amarillo

Ademas de lo tardías y dispares en sus fechas de floración, el apunte mas interesante de estas flores es su mecanismo de polinización.  Al inicio, el fondo de la flor (perianto) permanece muy cerrado, de tal manera, que obliga al insecto polinizador (Familia apidae) a apretarse contra la flor en su intento por alcanzar el dulce néctar que ofrecen al fondo, en este esfuerzo, los saquitos de polen (polinios), quedan adheridos a la espalda del insecto. El pobre insecto al no conseguir su néctar, se rinde y va en busca de otra flor que esté mas abierta. Cuando esto ocurre en la flor que visitó nuestro insecto, se levanta el rostelo, dejando paso al néctar al siguiente que venga. Como hemos visto, estarán mas abiertas las que hayan dejado ya sus polinios, por tanto estarán listas para recibir en su estigma, el polen de otra flor. Esta vez si, el insecto, consigue entrar hasta alcanzar el néctar y los saquitos de polen quedan pegados en la superficie estigmática, fecundando la flor. Ademas, todo este proceso ayuda a explicar la disposición espiralada de las flores, guiando al insecto por el pedunculo, desde las flores maduras donde deja el polen, hacia las mas jóvenes, aun cerradas donde recoge nuevos saquitos.

Claves de identificación:
1. Hojas ovado-elípticas, en una roseta situada al lado del tallo fértil; tubérculos elipsoideos; tallo e inflorescencia con pelos glandulíferos ……… 1. S. spiralis
2. Hojas linear-lanceoladas, que abrazan la parte inferior del tallo fértil; tubérculos napiformes; al menos, la parte inferior del tallo glabra ………..2. S. aestivalis

Bibliografia:

  1. Flora vascular
  2. Orquideas ibericas

Gracias a Jose Manuel Amarillo, por prestarme sus fotos, autor del precioso e interesante blog Naturaleza, Sitios y Gentes.

 

Alberto Martínez.

Teofrasto les puso nombre

Que se sepa, Teofrasto, filosofo de la Grecia antigua, en el siglo IV a.C, fue el primer humano en escribir un tratado sobre botánica, conocido en latín como “De historia plantarum”, donde se describe por primera vez a las orquideas con la palabra griega ορχις (Orchis).

Orchis significa testículos. En aquel tiempo solo se conocían las orquideas que crecen entorno al Mediterráneo, dominadas por el género Ophrys, que, en DibujoOphrysFuscatodas sus especies, tienen en común dos tubérculos redondeados bajo tierra, que claramente recuerdan a los tésticulos masculinos. Un bulbo pertenece a la floración pasada y otro a la nueva floración, cada año, se repite el ciclo, consumiéndose las reservas de uno y generándose otro nuevo. Explicaremos este ciclo vital en próximas entradas.

Tanto recuerdan a los órganos masculinos, que se consumían en crudo o secos en polvo, como potenciadores sexuales y de la fertilidad. Aun hoy, ya no con fines tan tántricos, si no mas bien comerciales, se consume masivamente en Turquía el famoso Salep, una tisana a base de tubérculos de Ophrys y Orchis, cuyo uso, está poniendo en grave peligro de extinción algunas especies de estos géneros.

En otros géneros, sobre todo en orquideas tropicales, epifitas o litofitas, estos tubérculos aparecen como pseudobulbos, en el exterior, con función fotosintética y desde donde normalmente nacen las hojas directamente en distintas configuraciones. En algunos géneros, se integra la función del bulbo en el mismo tallo de la planta, el ejemplo mas famoso es la trepadora Vainilla. Muchos otros géneros carecen por completo de esta función.

Curiosidad:
Palabras actuales, que usan el significado testicular de la palabra orqui- como prefijo:
Orquialgia – Dolor (-algia) en los testículos.
Orquitis – Inflamación (-itis) en un testículo.
Orquidotomía – Incisión (-tomía) en un testículo.
Orquiectomía – Extripación (-ectomía) de un testículo.

 

Alberto Martínez.

Bienvenidos!

Spiranthes aestivalis

Spiranthes aestivalis

Con esta primera entrada os doy la bienvenida a esta aventura escrita sobre el enorme y aún poco conocido mundo de las orquideas. Me gustaría que fuera un blog con alma de divulgación, de aportar un pequeño granito de arena a la ingente información on-line sobre estas plantas, divulgar para conocer, conocer para proteger.

Hablaré de las conocidas orquídeas tropicales, en su mayoría epifitas, que tanto se ven en los viveros y en algunas casas adornando mesas. Pero daré especial atención a esas otras menos conocidas, que viven en las zonas templadas del mundo, en el suelo, alejadas de selvas y donde su supervivencia se ve sometida la continua presión humana, algunas solo presentes en zonas protegidas o de reserva. Hablaremos de su cultivo, de su interesante ciclo vital, de sus asociaciones simbióticas, de sus polinizadores.

Todo un mundo sobre el que intentaré compartir lo poquito que puedo conocer.

¡¡Espero que os guste!!