Orquimaniaco

Inicio » Posts tagged 'Spiranthes'

Tag Archives: Spiranthes

La orquidea de Otoño

Es una de esas pequeñas desconocidas que por estas fechas, podemos tener entre los pies. Una planta que no suele superar los 20cm de altura y cuyas 20 o 30 flores enrrolladas, miden unos pocos milímetros cada una. Unas preciosas y olorosas florecillas blancas difíciles de encontrar, este año no he podido verlas aun, los herbívoros, el ganado y especies cinegéticas sobre todo, son un terrible problema para la supervivencia de estas escasas plantas. Este mes lo dedicamos a la Spiranthes spiralis, la orquidea de Otoño, la ultima del año.

S. spiralis. Foto: Jose Manuel Amarillo

S. spiralis. Foto: Jose Manuel Amarillo

En España tenemos dos representantes del genero Spirantes, con cierto parecido entre ellas, la aestivalis y la spiralis, ambas con una peculiaridad común respecto al resto de orquideas ibéricas y que ademas sirve como principal clave de distinción entre ellas, las fechas de floración. Spiranthes aestivalis, significa mas o menos ¨flores que se enrrollan en verano¨, y como indica su nombre, la disposición de sus flores es a modo de espiral y empiezan a verse a principios de Junio, cuando ya el resto de orquideas primaverales han terminado. La otra especie y que motiva este post, es Spiranthes spiralis, nombre que significa literalmente, ¨flores que se enrollan en espiral¨ y que comienza a florecer a mediados de Septiembre hasta mediados o finales de Noviembre, en prados abiertos de suelos alcalinos. Su distribución en España es dispersa, en localizaciones muy concretas. A nivel mundial, puede encontrarse en toda la franja sur de Europa, Norte de África y Oeste de Asia.

S. spiralis. Foto: Jose Manuel Amarillo

S. spiralis. Foto: Jose Manuel Amarillo

Ademas de lo tardías y dispares en sus fechas de floración, el apunte mas interesante de estas flores es su mecanismo de polinización.  Al inicio, el fondo de la flor (perianto) permanece muy cerrado, de tal manera, que obliga al insecto polinizador (Familia apidae) a apretarse contra la flor en su intento por alcanzar el dulce néctar que ofrecen al fondo, en este esfuerzo, los saquitos de polen (polinios), quedan adheridos a la espalda del insecto. El pobre insecto al no conseguir su néctar, se rinde y va en busca de otra flor que esté mas abierta. Cuando esto ocurre en la flor que visitó nuestro insecto, se levanta el rostelo, dejando paso al néctar al siguiente que venga. Como hemos visto, estarán mas abiertas las que hayan dejado ya sus polinios, por tanto estarán listas para recibir en su estigma, el polen de otra flor. Esta vez si, el insecto, consigue entrar hasta alcanzar el néctar y los saquitos de polen quedan pegados en la superficie estigmática, fecundando la flor. Ademas, todo este proceso ayuda a explicar la disposición espiralada de las flores, guiando al insecto por el pedunculo, desde las flores maduras donde deja el polen, hacia las mas jóvenes, aun cerradas donde recoge nuevos saquitos.

Claves de identificación:
1. Hojas ovado-elípticas, en una roseta situada al lado del tallo fértil; tubérculos elipsoideos; tallo e inflorescencia con pelos glandulíferos ……… 1. S. spiralis
2. Hojas linear-lanceoladas, que abrazan la parte inferior del tallo fértil; tubérculos napiformes; al menos, la parte inferior del tallo glabra ………..2. S. aestivalis

Bibliografia:

  1. Flora vascular
  2. Orquideas ibericas

Gracias a Jose Manuel Amarillo, por prestarme sus fotos, autor del precioso e interesante blog Naturaleza, Sitios y Gentes.

 

Alberto Martínez.